La combustión de leña crea hollín que se vitrifica en las paredes del tubo de la chiemenea. Este hollín puede prender fácilmente y causar un incendio. Bomberos y aseguradoras recomiendan la limpieza anual de la chimenea.

La acumulación de hollín puede generar la emisión de humo y la propagación de monóxido de carbono, muy tóxico.


- Evita el riesgo de incendios.
- Elimina las intoxicaciones.
- Reduce el consumo de leña.
 
Biblioteca de Riesgos del Hogar

Contacto para reserva de cita:
Enviar solicitud de cita o presupuesto
Granada: 958 300 796
Para contactar con su servicio de atención al cliente local pulse aquí.

 
Todo el contenido es © Copyright 2005 de Bohüs. Todos los derechos reservados.